primera vez

StartSpace.com

Your homepage - Add to favorites - Own website

Webcamsex

» Meer webcamsex

Register

Check your subdomain name for availability:

.startspace.com

Overview

Mi mejor amigo, mi primera vez.

Llovia, las gotas de agua hicieron que mi ropa se apretara contra mi piel, haciendo que mis pezones se marcaran, produciendome verguenza. estaba caminando, camino al colegio, junto a Sebastian, mi mejor amigo. era un día normal. conversabamos, y cuando ya faltaba poco para entrar, me dijo: Webcam porno
-sabes, desde hace algunos, días, he tenido un pensameiento que no puedo olvidar.. me persigue. extrañada, pregunte la razon de tanta confucion... - ¿que pasa? - si te pregunto algo, la amistad queda igual.. ¿Verdad? - por supuesto... pregunta. - es que.. hace dáis soñe contigo... me gustaria.. me gustaria saber si, si tu eres virgen, si nadie te ha hecho cositas ricas... los ojos de sebastian se acercabn a mi blusa, la cual dejaba ver mis pezones, totalmente erectos, pues mi mente ya esperaba ver a sebastian sobre mi. -es que... seba. mira, la verdad, si, soy virgen. - pero ya tienes 15 años... ¿nunca nada? -no, nada de nada... además yo considero que 15 años no es gran cosa. las cosas no eran iguales para sebastian... el a los 14 habia tenido su primera relacion con su polola, pero yo, sin novio, no tenia nada que contarle.. al entrar al colegio, senti como sebastian se paraba atrás mio, muy cerca de mi. tanto, que sentia como su verga, erecta, acariciaba mis muslos. -que onda, estan todos aca seba, no podemos hacer nada.- Dijo en tono de broma, sin saber como reaccionar. - vamonos de aca... kiero que veas algo que nunca has visto. salimos del colegio, nos subimos a un taxy, y llegamos a las afueras de la cuidad, a un condominio, del cual, los padres de Sebastian eran dueños... - te mostraré mi habitación.- me dijo, mientras me cogia por la cintura, y entraba al primer edificio.. en el acenso, ya no podia más... estaba aterrada. - que se supone que hacemos aca? - no kiero que sigas siendo virgen... para eso estoy yo.- dijo, mientras metia su mano bajo mi falda, tocando mi ropa interior, mojadisima, gracias a el.. - parece que tu tambien lo disfrutas.- Dijo, mientras me intruducia su dedo en la vagina, y luego en su boca...- Sabes rico, me dijo. al llegar a su habitacion, cerró la puerta, y me apoyo en la mesa... "no tienes q hablar", fue todo ,o que me dijo, antes de hacer que apoyara mi vientre, dejando mi trasero libre, para que el jugara con él. ya no daba más, gemis de placer, sus dedos, recorrian mi clitoris, penetraban despacio mi vagina, aún con mi ropa puesta... -quedate asi, me dijo, mientras se inclinaba atras mio, bajando mi tanga, pcoc a poco, podia sentir su rostro frente a mi trasero, so respiracion me hacia temblar. te gusta esto? me pregunto una vez y otra, mientras me tocaba... n te corras todavia, me pedia.. pèro yo no daba más, sus dedos eran mágicos. cuando termino de acariciarme, me tomo en brazos, y me puso en la mesa, en cuantro patas, mi entras lamia mi culo, frotaba mi clitoris... era demasiado, era ,era todo. despes de mas de una hora, de kito los pantaloensfrete a mi... me sorprendi al verlo, tan grande. tan grueso. -esto te va a gustar. yo solo acenti con la cabeza. estaba a su total dispocicion.. poco a poco intrudujo su gigante polla en mi. -por favor, no, no ¡detente! me duele!- exclamaba, pero el parecia no escuchar. -tranquila pekeña, ya empezaras a disfrutarlo, me dijo, mientras apretaba mis pezones.. tenia razón, al cabo de unos minutos, empeze a moverme lentamente, hasta terminar corriendo me su polla... -nena, eres hermosa, me encantas. dijo, mientras sacaba su verga de mi, masturbandome con los dedos... despues de tres orgasmos, el termino en mi abdomen. frotandome su leche en todo el cuerpo. - en el momento que volvia a ponerme mi ropa, la puerta de la entrada se abrio. era Paola, su hermana. seis años mayor que yo, habia presenciado todo mi espectáculo. yo no sabia que hacer, pero ella, se levanto y camino hasta mi. no podia creerlo, ¡me estaba besando! mientras sus dedos jugueteaban son mi enrojecido clitoris... mis dedo entraron por su polera, y comenze a apretar sus pechos, mas grandes y redonos que los mios.. los cuales me rogaban que los lamiera... Pero bueno, esa es otra historia.. les dejo mi mail.. para compartir historias o solo JUGAR un rato...

Mi vecina...la mujer del pastor

El tiempo que me tomaba todos los días ir y regresar del trabajo me decidió por alquilar algo más cercano pero por supuesto muchísimo más pequeño e incómodo comparándola con mi casa la que mantuve y a la que huía todos los viernes por la tarde para regresar recién el lunes temprano. También era distinto el hecho de tener vecinos pared de por medio, me resultaba extraño oír los sonidos cotidianos de otras personas, risas, conversaciones, música, etc, etc. En mi caso como vivía solo supongo no era generador de muchos ruidos que pudieran ser apreciados por los demás. Al mes de estar instalado en mi nuevo departamento comencé a conocer a algunos de los vecinos más próximos, en la puerta de al lado vivían unas personas mayores, aparentemente el ya retirado o jubilado pues estaban casi siempre en la casa. En el departamento de enfrente vivía un matrimonio sin hijos, el un hombre de unos cuarenta años, adusto y serio que aparentemente pertenecía a alguna congregación religiosa pues lo veía siempre con trajes oscuros y un libro en la mano, la esposa más joven de entre 32 a 35 años, de pelo oscuro y piel muy clara, bastante bonita por lo que pude apreciar aunque vestía siempre con recato ropas que no favorecían su figura. En el restante departamento vivía una maestra o profesora de unos cuarenta y pico llevados con elegancia la que iba y venía siempre con libros y cuadernos. Con todos mis vecinos me cruzaba cotidianamente y con todos ellos tenía un trato formal y amable. Una mañana que salía más temprano que de costumbre encontré en la cochera a mi vecino de enfrente luchando infructuosamente por poner en marcha su automóvil. Me acerqué pues tengo ciertas habilidades en mecánica ligera, le ofrecí ayuda la que aceptó gustoso reconociendo su total desconocimiento en temas de mecánica automotriz. El problema no resultó ser serio y pude resolverlo con relativa rapidez. Mi vecino me dio las gracias y se fué. Al viernes siguiente cuando me encontraba preparando mis cosas para abandonar el departamento rumbo a mi casa del country, sonó el timbre; era mi vecino de enfrente que me invitaba esa noche a comer como modesta retribución a la ayuda prestada con su automóvil. Pensé rápidamente en dar un excusa ya que quería estar cuanto antes en mi casa con mis plantas y mis flores, pero luego pensé que no sería un buen gesto rechazar la invitación y acepté dispuesto a irme no bien terminara la comida. Como había supuesto, mi vecino era religioso y oficiaba de ministro o pastor de una congregación que prefiero no mencionar. Como era inevitable la mayoría de la conversación estuvo relacionada con cuestiones religiosas y morales que debo reconocer no son mi fuerte ni mi preferencia, de modo que me limitaba a consentir y a estar de acuerdo mientras disfrutaba de una comida que para mi sorpresa estaba elaborada exquisitamente. El hombre me pareció bastante ortodoxo y rígido en cuanto a sus ideas y pensamientos, la esposa en cambio parecía sumisa y reflejaba un cierto aspecto de resignación y pasividad e intervenía escasamente en la conversación concentrada más bien en atender la mesa. Como supondrán nada relevante se produjo en la comida la que afortunadamente para mí terminó temprano, de modo que pasé por mi departamento, cargué mi bolso y partí rápidamente. Transcurrida una semana de la comida con mi vecino y a poco de llegar del trabajo, recibo la visita de mi vecina de enfrente que con cierta turbación me ofreció un plato con un postre elaborado por ella misma. - Me pareció que le agradó mi comida y como justamente hice este postre que es mi especialidad, pensé que tal vez le agradaría probarlo, dijo mi vecina. - Por cierto que la comida que preparó para invitarme estuvo exquisita y sin duda disfrutaré de este postre también, le respondí. Me sonrió y se retiró. Luego de la cena probé el postre que estaba en realidad exquisito más aún acompañado con una buena copa de sirah. Tipo afortunado el esposo pensé, mujer bonita y buena cocinera. Al día siguiente a la salida del trabajo pasé por un negocio de exquisiteces y compré algunos bombones para mi vecina y una botella de vino para el esposo, ya que quería retribuir en algo los amables gestos con los que me obsequiaban. Luego de ducharme y vestir informalmente me acerqué al departamento de enfrente y llamé. Me atendió la vecina invitándome a pasar. Le ofrecí los regalos diciéndole algún cumplido por el postre y luego agregué que como desconocía los gustos del marido en cuanto a vinos había comprado algo similar a lo que habíamos bebido en la comida pero que si el me indicaba sus preferencias, gustoso cambiaría la botella al día siguiente. - No va a ser necesario, respondió mi vecina, además tendría que esperar unos cuantos días pues mi esposo viajó hoy a un congreso y regresará recién la semana entrante. El viaja frecuentemente por razones de su actividad en el culto. - ¿Desea tomar un café? preguntó. - Si no es molestia encantado. Conversamos de trivialidades, pero pronto comencé a darme cuenta que la personalidad de mi vecina no tenía nada que ver con la de su marido. Se asomaba en su conversación un punto de vista más liberal. Me contó que se casó muy joven bajo la influencia paterna que veía con agrado que su hija se casara con un hombre moralmente sólido. No tuvieron hijos y nunca investigaron médicamente las causas, su marido decía que así estaba dispuesto y que no debían forzar nada. Comenzó a trabajar fuera de la casa hacía un par de años y eso le cambió bastante la percepción de la vida pues se relacionaba con otras mujeres que obviamente tenían ideas muy distinta respecto de cualquier aspecto de la vida. La charla se prolongó bastante, luego de la que me fuí a dormir directamente. A la tarde siguiente de regreso del trabajo encuentro una esquela debajo de la puerta. Era de mi vecina que me invitaba a pasar por su casa. Fuí de inmediato, mi vecina me hizo pasar, percibí un cambio en ella pues vestía ropas si no provocativas al menos que resaltaban su figura que para mi sorpresa era muy agradable, se había puesto además un sutil maquillaje que embellecía su rostro. - Lo molesté porque justamente me llamó mi esposo, le comenté lo del vino y me encargó que le agradeciera y que además le dijera que la marca elegida estaba muy bien y que por lo tanto no había que cambiarla. Esta vez me ofreció un trago que acepté. bebimos charlando más animadamente que en la oportunidad anterior. No soy muy rápido en percibir señales sutiles de parte de las damas pues nunca fuí un verdadero "cazador" de esos que olfatean la oportunidad donde nadie más la ve, no obstante mientras hablábamos tuve una sensación de que ella tenía una actitud especial para conmigo. Por supuesto no estaba dispuesto a cometer una imprudencia con ninguno de mis vecinos y menos con estos, pero las señales seguían allí, los tragos me habían dado un poquito de audacia y decidí a sondar un poquito sin arriesgar demasiado. - No sabe cuanto aprecio que me haya invitado a compartir este trago y a charlar, comencé diciendo,.. es que me agrada mucho la compañía, especialmente la femenina pues hace un tiempo estoy distanciado de mi esposa y como trabajo demasiado no tengo oportunidad de disfrutar de compañías agradables. Percibí esta vez claramente un ligero rubor en su rostro y esperé. Lo que respondiera me indicaría si estaba equivocado o no y si debía continuar la ofensiva o emprender la más rápida retirada que me permitiera el decoro y la dignidad. - Bueno... comenzó diciendo, yo también disfruto de su compañía, no siempre tengo la oportunidad de tratar otros hombres además de mi esposo y me parece interesante conocer otras personas, con ideas y punto de vista diferentes. ¡Bingo! pensé, acá hay algo, debo seguir. - Que buena coincidencia, contesté, podemos disfrutar el uno del otro... quiero decir en cuanto a las charlas y la mutua compañía. Percibí que mis últimas palabras la inquietaron y su rubor aumentó, pero no replicó, limitándose a mirarme a los ojos. Me dije que era ahora o nunca, así que empleando la mayor diplomacia posible comencé a decir: - Silvia, debo serle directo a riesgo de parecer demasiado atrevido, de modo que si considera que estoy equivocado y con ello la ofendo, le rogaré me disculpe pero no puedo dejar de decirle que Ud. me atrae muy especialmente, sé que es casada y conozco los principios en los que basa su conducta pero si no hablo ahora me sentiré mortificado por mucho tiempo. Abrió sus ojos muy grandes, me miró largamente luego desvió la mirada y dijo: - No pensé que mis actitudes evidenciaban tanto mis pensamientos, me siento avergonzada. Y luego de una larga pausa agregó. - Pero tampoco es mi intención ser hipócrita, supongo que las señales que le transmití y que le animaron a hablarme así han sido nada más ni nada menos que las que he deseado transmitir. Aprecio la sinceridad y yo también seré sincera y directa, nos ahorrará mucho tiempo y esfuerzo innecesario, espero no escandalizarlo con lo que voy a decir. - Como le dije me casé joven, y el único hombre para mí hasta ahora ha sido mi esposo. Hace un tiempo comencé a trabajar y mis compañeras de trabajo están casadas o de novio con hombres comunes, me refiero a que no son religiosos. De las charlas y comentarios percibí que la mayoría tenía una vida sexual mucho más activa que la que yo he tenido hasta ahora, principalmente en cuanto a variedad si no de compañeros al menos de prácticas, todas han experimentado variantes del acto sexual y todas parecen haber disfrutado de ellas. Podrá entender que mi esposo debido a su formación moral es más bien ortodoxo en lo que hace al sexo al que le atribuye en primer lugar una función reproductiva. El hecho es que consciente o inconscientemente estuve tratando de agradarle con algún motivo que aún no tengo claro o no deseo reconocer. Eso era mucho más de lo que esperaba que ella pudiera reconocer y confieso que me sentí un poco desorientado por esa forma tan directa de encarar el asunto, pero no era hora de andar con muchas vueltas. Me acerque, tomé su mano y dije - Es una pena que una mujer tan bella como Ud. vea frustrada su vida sexual, es verdaderamente hermosa y merece que la traten como debe ser tratada una mujer, es decir que la satisfagan plenamente. Ella no agregó nada y se quedó mirándome, me acerqué más y la bese. Sentí que temblaba ligeramente y se ponía tensa, continué acariciándola y besándola hasta que se fue relajando por completo y comenzaba a excitarse manifiestamente, desabroché su vestido y descubrí uno de sus pechos, tal como suponía era completamente blanco y de pezón grande y oscuro, se sentía firme. Pasé mi lengua por el pezón en movimientos circulares, rodeándolos a uno y otro lado, ella comenzó a suspirar. Luego hice que se pusiera de pié y le quité el vestido y la ropa interior, su cuerpo me dió una agradable sorpresa, de piel muy clara, cintura estrecha y buenas caderas, sus tetas eran de buen tamaño, no desmesuradas pero tampoco pequeñas con los pezones grandes y oscuros apuntando ligeramente hacia arriba, su bello púbico era tupido y oscuro como sus cabellos. Verdaderamente un bello cuerpo, como me gustan a mí, buenas caderas, buenas tetas y con la conchita bien peludita. Me quité rápidamente la camisa y el pantalón y me quedé en slip, poca prenda para ocultar la tremenda dureza que tenía a esa altura. Ella bajó la vista hasta el bulto e hizo un gesto como de asombro, tomé su mano y la apoyé sobre mi verga, ella la tomó con timidez y la acarició sobre el slip. La recosté nuevamente sobre el sillón y comencé a lamer sus pezones y a darle chupaditas suaves y cortas a uno y otro alternativamente mientras tomaba sus tetas en mis manos y las apretaba con suavidad. Luego fuí bajando lentamente, recorriéndola con la lengua hasta llegar al pubis, el olor a hembra me excitó aún más, acaricié sus vellos, luego separé sus piernas y comencé a lamer muy suavemente, apenas rozando con la punta de la lengua los alrededores del clítoris, ella suspiraba y se retorcía y tomaba mis cabellos con su mano derecha, luego lamí el extremo del clítoris, con caricias apenas perceptibles, casi sin tocarlo, lo humedecía con la lengua y después soplaba muy despacio. Ella estaba muy excitada, su entrepierna estaba completamente mojada y no dejaba de suspirar y jadear. Hice que se incorporara y permaneciera sentada en el sillón, me paré delante y cuando tuvo mi verga (aún aprisionada por el slip) justo en frente de su cara, bajé la prenda de forma que mi choto liberado se bamboleó frente a ella. Abrió la boca con gesto de sorpresa y balbuceó - ¡¡ Huy, Qué grande es !!. En realidad no es que tenga una pija desmesuradamente grande, su expresión se debió más a la comparación que seguramente hacía con el de su esposo obviamente más pequeño. No obstante puedo exhibir unos buenos 18 cms con una cabeza ancha y marcada y con el resto de buen grosor. A la hora de ponerla no pasa desapercibida. Tomé mi verga con la mano derecha y apoyé la izquierda en su nuca, luego acerqué sus labios a mi pija erecta, ella imaginó lo que pretendía y abrió ligeramente su boca y sostuvo la punta entre sus labios, luego entre temerosa tímida metió toda la cabeza. Ella mantenía los ojos cerrados y las manos inmóviles, evidentemente no sabía muy bien que hacer, hice presión con mi mano en su nuca mientras le susurraba... - ¡ más adentro.., tragála más ! y ella respondió haciendo desaparecer otro trozo de mi verga entre sus labios, empujé despacio hacia adelante y ella se arqueó y se retiró con una leve arcada. - Despacio.. dijo, me doy cuenta como hacerlo, pero tengo que hacerlo despacio, no puedo meterme todo eso en la boca así de golpe. Me senté en el sillón , abrí las piernas y le dije - Arrodilláte y hacélo como más te agrade. Ella se instaló de rodillas entre mis piernas y tomó la verga con su mano derecha, y comenzó a pasarle la lengua alrededor de la cabeza, luego le daba chupaditas cortas y se la metía en la boca y se la sacaba y de nuevo lamía y chupaba cada vez un poco más profundo hasta que se comió media pija. Comenzó a mover la cabeza de forma que sus labios iba de la puntita hasta la mitad de mi miembro. Debo decir que me la han chupado mujeres con una técnica impecable, pero esta tímida mujer con su inexperta mamada me estaba calentando de una manera increíble, quizá precisamente era esa timidez e inexperiencia lo que me calentaba. Al poco rato ya no daba más, si seguía así explotaría en su boca. Me incorporé, la recosté nuevamente de espaldas en el sillón y le dediqué unas lamidas a sus pezones y a su clítoris hasta que sus jadeos fueron fuertes y contínuos, entonces levanté sus piernas sobre mis hombros y de una sola arremetida clavé toda mi verga en su mojada concha. -¡¡¡ AAHhhhhhhh !!!!! gimió ella mientras mi pija desaparecía en su concha. comencé a moverme despacio adentro y afuera y cada tres empujones sacaba toda la pija y la frotaba en el clítoris para luego mandársela nuevamente hasta el fondo. -¡¡¡ Aaahh !!, ¡Aaah!!, ¡que bueno!, seguí..., seguí... decía ella. Seguí clavando mi verga y frotándola en el clítoris hasta que de pronto se contrajo en un violento orgasmo. - ¡¡¡AAAHHHHHH.....!!!, , ¡¡ponémela toda por favor!!, ¡ la quiero bien adentro! La mantuve clavada hasta que las contracciones fueron disminuyendo y ella se quedó quieta, tendida sobre su espalda. Luego se la saqué, me senté y ella se incorporó y se quedó sentada a mi lado con la cabeza apoyada en mi hombro. - Supongo que no será prudente que termine dentro tuyo le dije y como en realidad esto fue algo inesperado no traje preservativos. Eso nos deja sólo dos posibilidades agregué. Ella me miró como esperando que continuase. - ¿Sabés cuales son? le pregunté. - Puedo imaginármelas, dijo, en realidad si son las que imagino, una de ellas ya comencé a practicarla ¿verdad? (se refería a la mamada pensé), sólo que esta vez debo llegar al final, la otra me dá un poco de miedo por el tamaño de eso que tenés ahí. Se quedó en silencio un instante y luego agregó... - Pero si estás aquí es para que pueda hacer con vos lo que no puedo hacer con mi marido y conocer lo que el no me va a enseñar jamás, así que probemos a ver si la puedo recibir por la cola, sólo te pido que lo hagas despacio pues es mi primera vez. - No te preocupes, te la voy a poner con mucho cuidado. Volví a lamer sus tetas y luego su clítoris para buscar que se excitara y de esa forma estuviera más dilatada al momento de penetrarla, luego de un rato sus gemidos me decían que estaba muy caliente ya, de modo que la puse boca abajo sobre la cama, y coloqué una almohada para que su culito quedara bien levantado. Acaricié sus suaves nalgas y luego las separé un poco para verle el culito que se veía apretadito y frágil. Me arrodillé detrás de ella y lubriqué todo mi chota y el culito de ella con mi saliva. - Abrílas, le dije mientras le indicaba sus nalgas. Tomó una con cada mano y se las separó, tenía a la vista esas nalgas blancas y redondas sostenida por manos finas y delicadas que dejaban bien a la vista el agujerito que iba a penetrar. Apoyé la punta de mi verga que estaba tiesa como un palo en la entrada del culo e hice apenas presión. Ella se tensó pero volvió a relajarse al ver que yo no continuaba penetrándola. - Tranquilizáte y relajáte, le dije. -Metémela despacio por favor o me va a hacer daño, es muy grande y está muy dura, dijo ella. Empujé otro poco y ví como la cabeza comenzaba a entrar. - Aahhh! Uuhhhh!...papitooo.. gimió. Otro empujón y entró tres cuartos de la cabeza. -Aayyy!, despaciooo..!!. ¡ me lo vas a romper !. - Permanecí quieto hasta que ella se fue relajando y su culo se acostumbró a lo que ya tenía adentro. Me moví un poco de forma de meter y sacar la pija sólo hasta donde había llegado. - Respirá que va otro poquito, le dije y empujé. El culito se estiró tratando de alojar la gruesa cabeza que no entraba fácilmente. - Aayyy!!..., Ayyy!!.. ¡sacála que me partís dijo ella!. Se la saqué, ella apretó fuerte las nalgas, luego se puso de costado y mirando mi pija dijo. -¡Es enorme! ¿me entrará eso en la cola?... - Sí que te va a entrar, le dije, sólo tenés que relajarte y aguantar un poquito. A esa altura lo único que yo quería era meter toda mi pija en ese culito, mandársela hasta el fondo, sentir sus nalgas contra mi cuerpo, pero debía tener paciencia. - Probemos nuevamente, dijo ella, pero muy despacio, me tengo que acostumbrar a recibir eso. Se puso en la misma posición en que estaba antes, se abrió las nalgas y yo me puse nuevamente detrás. - Relajáte que te va a entrar dije . Empujé despacio y metí media cabeza y luego otro poco. Quedaba la parte más ancha y pensé que la única forma de pasarla sería de un sólo empujón ¿aguantaría?. - Aguantá que va otro poco, le dije, cuando sentí que su esfínter aflojó algo dí un empujón corto y firme y la cabeza desapareció en su culo y el anillo se cerró con fuerza apretándome la pija. -AAAAhhhhhhyyyyy...!!!!!!!!! gritó mordiendo la almohada. -AAAhhhhhh!!!!, Ahh!!.. Ahhyy!.. Ayyy ..!! gemía. No me moví hasta que ella se fue calmando, luego de un rato su culo ya se fue amoldado a la verga aunque ella aún gemía despacio y permanecía agarrada a las sábanas. - Queda poco, le dije, aguantá otro poquito que te la meto toda y diciendo esto empujé lento pero sin pausa hasta que sentí que llegaba al fondo. -Uuuuuuhhhh...!!! AAAAaaaaay!, gimió pero ya la pija había desaparecido en su culito y yo sentía el contacto con sus nalgas. - ¡Ay! ¡Ay! ¡Esa pija es enorme!, me vas a partir la cola. - Tranquila, le dije, ya la tenés toda adentro, te comiste toda mi pija por el culito, quedáte quietita que te va a comenzar a gustar tenerla así. - ¡Ay qué pija!, ¡¡Qué verga!! murmuraba ella. Nos quedamos un rato sin movernos, ella seguía gimiendo aunque cada vez más despacio y yo sentía que su culito apretaba cada vez con menos fuerza, señal de que estaba más relajada de modo que comencé a meterla y sacarla despacio sintiendo el roce con su anillito bien apretado a lo largo de toda mi verga. No aguanté mucho pues estaba demasiado excitado y me descargué en ese culito apretado y luego me desplomé sobre la espalda de ella y me quedé allí jadeando hasta que mi pija recuperó su tamaño normal. - ¿Te gustó? le pregunté. - ¡Madre mía..!, respondió, pensé que nunca iba a terminar de entrarme. Es algo completamente diferente a recibirla por delante, -¡cómo se siente!. Tal vez si uno lo hace con más frecuencia le cueste un poco menos alojar toda esa cosa por el culo. Te aseguro que nunca pensé que eso me iba a entrar en la cola, me asombra en verdad. - Si, le dije ¿pero te gustó o no?. - No lo sé muy bien, duele un poco pero.. como explicarlo.., siento una satisfacción especial por haberla tenido allí ¿entendés?, quizá un placer más psicológico que físico, pero la experiencia fue buena. - Permíteme que te haga una pregunta, le dije. - Adelante - Para ser tu primera vez en algunas prácticas parecías saber como hacer las cosas dije. Y no es que esté dudando de que haya sido tu primera vez, me apuré a agregar. - Bueno, en realidad es mi primera vez en hacerlo pero no ignoro como hacerlas pues algunas veces cuando me he quedado sola, la curiosidad me llevó a alquilar algunos videos XXX para ver que cosas además de las que yo conocía se podían hacer en una cama con un hombre bien dispuesto, lo que pasa que esos videos además de sacarme las dudas me dejaban en un estado de tremenda excitación y con las ganas de practicar lo que había visto. Creo que en cierta forma son la causa de que estés ahora aquí. Agradecí a esos videos y deseé que haya visto además algunas otras cosas que me gustaría hacer con esta mujer. - No olvides que aún te faltan practicar algunas otras cosas, dije. Me miró, sonrió con picardía y dijo, - Lo sé, además debo repasar las recién aprendidas hasta que asimile bien las lecciones. Por supuesto nos seguimos viendo un tiempo con mi vecina, durante las ausencias de su marido practicó muchas cosas conmigo. Se convirtió en una mujer creativa en la cama y cuando logró desinhibirse por completo fue una excelente amante. Aún nos encontramos de vez en cuando para experimentar algunas de sus nuevas fantasías y las mias..

Me comi ese virguito...!!!

Llevo muchisimos relatos ya. Cojo con quien quiero pero sin compromisos, muy pocas veces repito sexo con la misma persona,con la sola excepcion de Hugo , los hombres creen que porque una se los da ya tienen derechos y se sienten los dueños y amos de una, conmigo así no son las cosas, practico el sexo libre y disfruto tanto con un hombre o una mujer pero sin ataduras, para algunos de mis amigos soy un polvo fácil, para mis amigas una puta, eso me tiene sin cuidado, adoro las buenas vergas y coger, es lo mejor de este mundo, luego de haber desvirgado a aquel chico me olvide de el por completo y me ausente de la capital por algunos días. Como había dicho anteriormente, siempre he pensado que las vergas jóvenes son las mejores por su dureza, con una potencia bárbara, lo comprobé con la maravillosa pija de José Luis, pero por estar ausentada no lo había vuelto a ver y menos recordaba la promesa que le había echo en mi casa cuando lo desvirgue y lo convertí en un hombrecito hecho y derecho. Exactamente el jueves 16 de Diciembre salía de mi casa a hacer unas compras navideñas, cuando me encontraba en la parada del bus sentí una mano en mi hombro y alguien que me decía simplemente: - Hola!!! Al darme vuelta recordé de inmediato a aquel muchachito, alto, de pelo rubio, delgado y de una mirada tímida y sonrisa simpática, era el mismo niño que me había comido hacia unos 2 meses. - Hola José como estas? - Hola Sra.Susana, no la había vuelto a ver. - Si José, estuve ausente unos días, pero ya estoy de regreso. Conversamos un rato de sus cosas, de su trabajo y algo de su vida, al parecer tenia una noviecita y le iba muy bien, cuando ya nos despedíamos se ruborizo y me dijo en una forma infantil. - Señora he ahorrado una plata de mi trabajo y quisiera invitarla almorzar y hablar de su promesa. - Que bien José, yo te aviso, chao, chao. En el bus iba echando cabeza sobre lo de la dichosa promesa, no recordaba a que se refería, de pronto me excite de inmediato, con gran morbo recordé que le había prometido iniciarlo en el sexo anal, mi mente voló a su gorda pija y como se sentiría con ella enterrada en mi orto, una promesa era una promesa y decidí cumplirla, no era precisamente ningún sacrificio, deseaba ensartarme ya en su pija caliente y complacerlo, la decisión estaba tomada!!!, pase todo el día haciendo compras y en la noche pase a su casa a comunicarle que aceptaba su invitación y almorzaríamos el sábado, el se puso feliz y radiante, yo sabia que me comería el culo y presurosa me dirigí a mi casa donde velozmente fui a mi cuarto, me desnude y sobre la cama recordando su deliciosa verga me masturbe con un consolador que me había regalado una amiga con la que ocasionalmente disfrutábamos del sexo lesbico. El sábado, me vestí con un conjunto de chaqueta y falda roja corta y una blusita de algodón blanca que remarcaban mis senos, zapatos negros, medias oscuras y una diminuta tanga rosada de lycra que se perdía en mis nalgas y hacía resaltar mi gran trasero completaba mi vestuario. Nos habíamos quedado de encontrar en barrio norte,mas precisammente en La Biela de Recoleta cuando llegue el ya se encontraba allí, sentado a la mesa en un rinconcito agradable, me saludo tímidamente de mano y me senté a su lado, pedimos una picada ligera y el me comento de su noviecita, a cada rato y para cualquier cosa me llamaba "señora", aquello me hacia sentir incomoda y para romper un poco el hielo le solté sin mas ni mas. - José, nosotros ya culiamos, por que insistes en llamarme señora? A ti te consta que no lo soy, llámame SUSI y ya ok? Aquellas palabras surtieron efecto y su comportamiento cambio, tal vez animado por los aguardientes que estaba tomando, pero de pronto comenzó a hablar de lo bueno que la habíamos pasado, de cómo le gusto cogerme, de lo agradecido que estaba por haberlo desvirgado y que durante este tiempo sin verme se masturbaba pensando en mi, lo había echo feliz y deseaba cogerse a su novia pero no había podido, tan solo unos pequeños escarceos pero nada mas, con un par de amigos había ido a una casa de putas y solicito el servicio de una ramera negra pensando en mi, aquello me halago, me comento que le habían echo una mamada deliciosa pero no había sido como la que yo le hice, que aquella puta le había ofrecido el culo pero el no quiso, reservaba su verga para mi. Era un muchachito tierno y cariñoso despertando a la vida sexual, sabia que con la tremenda verga que poseía pronto seria la delicia de muchas mujeres, pero por ahora lo tenia para mi, agradecí sus palabras con un beso que el respondió de inmediato buscando mi lengua, mi mano bajo la mesa busco su paquete, su hermoso paquete, tibio, grueso, adormilado, su mano busco mi entrepierna y me deje hacer por breves segundos dada la claridad del sitio y la cantidad de gente allí reunida. Me sentía un poco mareada por el trago pues no había comido nada pero a la vez me sentía excitada y deseosa de su verga, el restaurante ahora estaba un poco mas vacio, masajeando de nuevo su bulto bajo la mesa le pregunte que era lo que mas le había gustado de nuestra cogida. -Todo!!!!, me gusto todo!!!!, pero nunca en mi vida olvidare esa chupada que me diste, fue la primera vez que una chica me lo mamo y fue sensacional, la forma en que te tragaste mi semen nunca la olvidare, cada que me masturbo recuerdo eso minuto a minuto, tu boquita comiéndose mi pija y luego tu lengua limpiándome la leche me pone muy caliente. - Bueno cariño, quieres que lo repitamos hoy? - Desde luego que si, pero tu promesa? - Ahhhhh, así que deseas comerte mi culito, tienes una verga gruesa y me podrías hacer daño. - Pero tu me lo prometiste!!!! - Lo se, lo se lindo. Aquello me divertía y excitaba, me encanta dominar a los hombres y que me rueguen, así este que me muera de deseos de que me la metan no lo demuestro, son ellos quien deben rogar, tenerlos en la mano, hacerlos sufrir, sentirme deseada. - Bueno y si te doy a escoger? - Escoger? Entre que Susi? - Entre darte una maravillosa mamada y comerme tu leche o dejar que me lo metas en el culito? - Pues................ no se...... es que....... y ambas? - Uhmmmm que apetito amor, para tu edad tienes una verga grandiosa y la verdad me muero por complacerte, me encantaría mamartelo ya. - Aquí? Lo bese tiernamente chupandole la lengua como si fuese su pija, pose la mano en su bulto y ayyyyy dios!!!!!!, estaba durísima y muy caliente, la conversación lo tenia calentito y empalado, quería meterme bajo la mesa y comerme con su trozo de carne. - Tienes plata? - Te tengo que pagar caro? - No bobito, para que nos vallamos a un motel a hacer todas esas cositas ricas que deseas, yo cumplo mis promesas y hoy te complaceré en todo amor. - Me dejaras que te culee? - Eso y mucho mas, ya veras cariño, pero tu también tendrás que complacerme. - Que deseas que haga? dímelo y te juro que lo haré!!!!!! - Tienes la verga durísima y a punto de estallar, cariño quisiera mamartelo y saborear tu leche aquí pero no puedo, así que..................... - Dime Susita, haré lo que sea, lo que sea........ Aquel jueguito me tenia mal, podía pedirle lo que quisiera y sabia que el lo cumpliría, lo que fuera!!!!!, apure mi copa y mostrándosela le dije: - Quiero que vayas al baño, te frotes tu caliente verga y me traigas la copa llenita de tu leche puedes? Sin mediar palabra tomo tembloroso la copa y se paro, note de inmediato su tremenda erección y el bultote que se le marcaba, como la deseaba!!!!!!!, adoro las vergas, no puedo evitarlo, no concibo el sexo sin antes y al final chupar y chupar, no hay nada mejor para excitar a un macho que mamarle la verga y los huevos, en instantes la tienen dura y lista para que te garchen y luego al final, devuelta a chupetearla para recibir su cremita caliente y degustarte con ella, si, sonare a puta viciosa pero adoro las vergas. Cuando regreso, estaba colorado y sudoroso, había disfrutado su masturbada y lo mejor era que traía la copa llenita hasta los bordes de aquel rico liquido viscoso y blancuzco, me lo ofreció tembloroso, sentí la copa caliente, la puse a un lado y le serví un aguardiente en otra copa, luego mirándolo a los ojos, oliendo aquel aroma de la copa y en forma lasciva le dije: - Salud amor. El primer sorbo pasó directamente por mi garganta, pero los siguientes los retuve en mi boca, saboreándolo, degustando su semen, tragué todo lo que pude... ¡estaba tan caliente que no me importaba nada, escurrí la copa totalmente y luego introduje un dedo en ella limpiándola de sus restos, aquel preciso material no se podía desperdiciar, chupe mi propio dedo como si fuese la pija de José Luis, lo único que quería era seguir chupando ese dedo, pase su semen, lo sentí bajar por mi garganta, lo mire y el me miraba.........extasiado mirándome se había sacado la verga bajo la mesa, su linda poronga erecta era masajeada por su mano sin dejar de mirarme. - Su......... uahoooooo te gusto? - Cariño, esta deliciosa, pero la copa es muy pequeña y yo la prefiero directamente de ti, de tu verga. En segundos me encontraba bajo la mesa, me arrodille enfrente de la hermosa verga que estaba totalmente parada y resumando su liquido preseminal y comencé por besar la verga que me traía loquita, hasta que empecé a chuparla, muy ligeramente, se calentó tanto, que yo sentía como palpitaba aun mas la hermosa verga dentro de mi boca, estaba muy bien dotado el muchachito, cuando me estaba metiendo la verga a mi boca acariciaba con mis manos mi concha húmeda y caliente, me preguntaba si sus gordas bolas aun tendrían leche, proseguí metiéndola en mi boca, cada vez me metía un poco mas, mi boca estaba literalmente llena de verga, de esa hermosa verga que tanto adoraba, yo estaba feliz, estaba gozando la verga de ese chico como nunca, después de algún tiempo me dijo que se iba a derramar, que la sacara de mi boca para poder derramar toda su lechecita, pero como pude le di a entender que ni loca me iba a sacar su apetitoso instrumento, por el contrario arremetí con mas bríos mi succión a su cabeza, me pregunto que si quería que acabara en mi boca y nuevamente con un movimiento de cabeza le dije que si, y sucedioooooo, guauuuuuu que cantidad de semen me tiro en la boca, sentí que me ahogaba de tanta leche, pero no, comencé a tragarla, ya en los últimos espasmos retuve la leche en mi boca sin tragarla y comencé a saborearla, me gusto, definitivamente me gusto... su semen escurría por mi barbilla, con su falo recogí las gotas y volví a beber de aquel precioso liquido, deseaba para siempre su crema caliente y agridulce en mi boca, no se cuanto tiempo estuve limpiándole su verga caliente que no cesaba de disparar preciosos chorros de semen caliente, fue una mamada rápida pero exquisita y placentera, salí de debajo de la mesa y fui al baño, momento que aproveche para quitarme mi mojado panty y con el pasarlo por mi cara limpiándome el poco semen que no había podido tragar. Cuando regrese a la mesa José estaba pagando la cuenta, guarde en mi cartera la botella de vodka que quedaba y tomamos un taxi hacia el hotel mas cercano, estaba mareada, exhausta mas no satisfecha, necesitaba urgentemente su verga en mis agujeros llenándome completamente, me sentía una puta, la puta de mi muchachito, de mi muchachito vergon y caliente, me le entregaría totalmente y sin tapujos a el, era su día de suerte, o tal vez era yo la afortunada. No bien llegamos al hotel, me desnude dejándome solo los zapatos y las medias negras puestas. Se notaba fuertemente el contraste entre mi piel negra y la blancura de aquel niño, estaba excitada y a la vez deseosa por la envergadura de su tranca, pero sería la primera vez que mi niño experimentara como se sentiría tener su verga en mi orto, me senté al borde de la cama, poniéndose frente a mí con su verga apuntando a mi cara. Se las empecé a mamar, sin lograr que entrara totalmente a mi boca, lo lamí un rato y luego comencé a darle una mamada como si se me fuese la vida en ello, él gemía y movía sus caderas con su rica verga enterrada en mi boca... apenas cabía... pero me daba maña para tratar de meterla lo más profundamente posible... me atragantaba pero la disfrutaba... su masaje a mis tetas me tenían hirviendo y su pija en mi boca me hicieron alcanzar mi primer orgasmo... fue como si una barra caliente me penetrara desde mi concha hasta mi boca en un ir y venir de sensaciones extraordinarias... gemía y sollozaba con la verga lo más adentro posible de mi boca... el calor y el placer no me dejaban... una corriente eléctrica me recorría y no dejaba de sentir un placer inaudito, descanse por unos segundos. Su pija estaba totalmente parada y muy dura, bastante humedecida en la punta debido al líquido preseminal que no tardé en lamer también. Me encanta ese sabor. Más incluso que el propio semen. Coloqué mi mano alrededor de la base de su verga, apretando bien, para ver toda aquella belleza en su esplendor, pero no pude aguantar demasiado esa visión, necesitaba comerme aquella verga ya, así que no tardé en darle lentos y húmedos lengüetazos, notando el sabor de su piel, desde la base hasta la punta del capullo, chupando siempre un poco la puntita en busca de más liquido preseminal. Luego pasé la lengua alrededor de la base del glande y me metí la punta en la boca, apretando todo lo que pude mis labios y haciendo fuerza para que pareciera que me lo metía en una abertura muy estrecha. Entonces volví a inclinarme sobre la verga pero esta vez le di unas lamidas desde la base a la punta y le di un chuponcito en la punta, luego empecé a meter la punta de mi lengua en la ranura de la cabeza, luego le di otro corto chupón, con cuidado le palpe los testículos y me metí uno en la boca y se lo chupé, hasta que de la garganta de mi amante salió un gemido, me saqué el que tenía en la boca, para empezar a chupar el otro, mientras con una de mis manos le manoseaba la pija, hasta que volvió a gemir, decidí que era tiempo de chuparle otra vez la punta de la verga, así que con mi mano la dirigí hacia mi boca y le di un corto chuponcito lo que me permitió saborear mas de su liquido preseminal, lo que me hizo desear aún más saborear su semen, me incorporé y nos besamos. Pero él me seguía pidiendo que se lo mamara, cosa que siempre me ha excitado, así que decidí hacerlo otra vez, no me podía negar ya que era lo que más deseaba yo en ese momento. - Hummm!- gemi, - Esto es un desafío, he mamado vergas más largos que el tuyo, pero nunca tan gordo y cabezón como este, que rica esta, dame la leche yaaaaaaaaaaaaaaaaaa. El primer chorro parecía que nunca iba a terminar, me la tuve que sacar para no ahogarme y me quede con la boca abierta y la lengua fuera. Cuando el primer chorro terminó me la metí hasta el fondo de nuevo. Inmediatamente la leche me llenó y desbordó mi boca. Brotó fuera de mis labios y explotó hasta llegar a mi cara, nariz, ojos y frente, incluso los goterones cubrieron parte de mi pelo, estaba feliz, nunca había recibido una descarga tan grande de leche, era dulce, una crema lechera muy rica que me cubría y llenaba de calor mi estómago. No pare de mamar sino que me puse a lengüetearle la verga en círculos. Fui untándole las pelotas con su propio semen, José estaba en la gloria y su verga no daba muestras de bajar. Le puse las manos sobre las nalgas, para levantarlas mientras el se abría de piernas, con una mano empecé a menear su lubricada vergota mientras mi lengua se hundía entre sus nalgas para realizarle un beso negro. José se empalmo de nuevo como un burro mientras mi lengua penetraba vigorosamente en su ajustado ojete, no era suficiente tanta leche y me sumergí en un mar de placer mientras ahora le chupaba las pelotas y masajeaba su culo con mi dedo. - José, que verga tan linda, gruesa y larga.... perfecta... para mi viciosa boca de mamadora, uhmmmmmm. Se la volvi a chupar, lo ordeñe, arriba, abajo, arriba, abajo, arriba, ¡abajo hasta el fondo!.... hasta que comencé a sentir el estremecimiento familiar en sus ricas pelotas cargadas de semen calientito y rico, estaba hambrienta de semen y me trague todo su esperma, que fue directo a mi estómago sin desperdiciar ni una gota. José cayó rendido sobre la cama mientras yo continuaba limpiándole la verga de su pegajoso semen, mi lengua recorrió todo su tallo hasta comprobar que estaba totalmente limpia, la bese y me acosté a su lado sudorosa. - Te gusto amor? - Susi, que mamada!!!!, eres única, me fascino mucho. - Gracias corazón, descansa un rato que te necesito eh? - Estoy muerto Su, me sacaste la leche de muchos días!!!! - Entonces no te comerás mi culito? - Claro que si, es lo que mas deseo, solo déjame reponerme. José se durmió en segundos, yo fui al baño y me duche enjabonándome muy bien especialmente el culo, no pude evitarlo y deslice un dedo en mi ojete mientras el agua me corría por mi cuerpo, no supe como pero al cabo de unos segundos dos vigorosos dedos se revolvían en mi ojito trasero arrancándome un gemido de placer, tal vez instintivamente quería dilatarlo para la verga de mi niño, me recosté contra la pared y seguí metiéndomelos con fuerza, con la otra mano tome la barra de jabón y la introduje totalmente en mi concha, que sensación!!!!!, pensaba en la tranca de José, me termine de duchar y salí al cuarto, serví un trago mientras observaba el flácido y gordo choto de mi amante recostado sobre su muslo, aun adormilado era un precioso ejemplar. Me recosté poniendo mi cabeza sobre su estomago y agarre su cansada verga, durante no se cuanto tiempo me extasié admirando su virilidad, contemple cada detalle de su verga, la tersura de sus pelotas, la redondez de su glande, su prepucio, sus venas, su escaso vello, su aroma, su delicioso y rico aroma, estaba embelezada admirando su magnifica y portentosa tranca, un sopor me invadió y me quede dormitada aferrada a su verga como un naufrago con su salvavidas. Me despertó un golpeteo en mi mejilla, entreabrí los ojos y la visión mas maravillosa se presento ante mi, José Luis se masturbaba y su verga me golpeteaba la cara, su verga tiesa como una roca se movía al compás de su mano, su henchido glande se me antojo, que belleza de verga!!!!. - Papi, que haces? - Susi, necesito cogerte, solo me la has mamado y necesito tu culo, quiero saber que se siente. - Tómalo con calma lindo, ya veras como te gusta, lo deseas ya? - No hay nada que desee masen este mundo. - Que? dime que deseas? Dímelo!!!! - Quiero tu orto Su. - Que? dime mas? - No seas así, por favor. - Dímelo!!!!! - Susi, quiero meterte la verga en ese hermoso culo que tenes. Me encantaba aquel juego, lo excitaba y me excitaba, estaba una vez mas a mis pies, veía su mano aferrada a su verga frotándosela de arriba abajo, un hilito de sus líquidos preseminales bajaban de su glande a mi cara, los recogí gustosa con mi lengua sin dejar de ver su rojo e hinchado glande, bese su estomago. - Dime mas, dime como me lo meterás papi!!!. - Te quiero culiar, quiero meterte toda la verga hasta el fondo, quiero atravesarte con mi tranca y acabarte dentro de ti amor. - Crees que soy puta? - Yo....he.... no lo se...... - Dime que soy tu puta y que me darás verga amor. - Siiiiiiiiiiiiiiiii, eres una puta caliente, una mamadora insaciable y te voy a meter esta verga, toda para ti. - Soy tu putona? - Eres una puta zorra con un culo maravilloso y te lo voy a romper, desgraciada!!!!! - Uhmmmm dime mas!!!! - Puta, zorra, ramera, negra golfa, chupa vergas, cabrona, vagabunda come pijas. - Quieres que te lo mame? - Anda perra, comete mi verga, trágatela toda puta negra cabrona!!!!! Eso era lo que deseaba, al oír sus palabras sabia que José Luis seria mi amante, necesito un hombre que me trate como su puta y lo había logrado, ya no era aquel niño tímido, era un hombre, mi macho y desde luego que me comería su verga, no necesito que me lo digan dos veces, me gusta ser tratada como una vulgar puta, me excita y pone cachonda y a los hombres les fascina. Guió con su mano su descomunal verga erecta ofreciéndomela, se la mame un rato hasta que se la puse como un riel, no sabia si aquella tranca me cabria en mi culo, pero la verdad no me importaba, necesitaba de aquella verga con urgencia en mi culo. - Puta!!!! Que bien lo mamas!!!!! - Te gusta como tu zorra te lo come amor? Me encanta tu verga papi, déjame mamartela bien, quiero comértela toda ushmmpppppp. - Si anda puta, cómetela toda, dale lengua zorra puta, comete esta verga trola!!!!! Escupí en su verga varias veces ensalivándola totalmente, descorría su pellejo mientras me metía un huevo a la boca, mi lengua recorrió todo su grueso tallo sobre su hinchada vena, me engullí aquel pedazote lo mas que pude, contuve el aliento cuando sentí su glande en mi garganta, lo adoraba, lo idolatraba, esparcí sus jugos por su glande y me concentre en su cabecita chupandola y metiendo mi lengua en su glande. - Puuuuutttaaaaaaaaaa.. te acabo-lo oí decir. - No papi, todavía no. Apreté la base de sus testículos para evitar su eminente derrame, rato que aproveche para descansar pues me dolían las mandíbulas. - Todavía no acabes, quiero tu leche en mi orto ok? - Entonces dame tu culo ya!!!!!!! Ante aquella oferta no pude decir que no, ni loca que estuviera, nada deseaba mas en este mundo que sentarme en ese vergon y llevarme al cielo. - Ven bebe, te voy a llevar el cielo, meteme tu cosa bien adentro por favor. Lo cogi de la verga y nos dirigimos al baño, unte un poco de crema en mi culo con mi dedo y luego aplique bastante sobre su hinchada chota. - Susi y el condón? - No papi, como es tu primera culiada, será sin condón, es mas rico, lo sentirás mejor, ya veras. Me puse de pie de frente contra la pared del baño, levante mis nalgas ofreciéndoselas. - Ven, metemela ahora, bien duro y rico. Lo mire acercarse por atrás, pase mis manos por atrás separando mis nalgas y lo puso en la entrada de mi culo, sentía como mi culo palpitaba de ansias por tener esa linda verga dentro y sin mas comenzó a empujar, poco a poco, de pronto siento un dolor en mi culo que me hice hacia delante y me safe. - Tómalo con calma papi, no me voy a comer cualquier cosa, esa verga es enorme, despacio papi. Así que me pongo nuevamente, estaba empinada con el culo parado y mis manos recargadas sobre la pared del baño, el volvió a poner su verga en mi orto y comenzó a empujar, otra vez poco a poco, sentí cuando entro la cabeza de la verga, sentí un gran dolor, pero le dije que parara un momento, descanse un poco y le dije empuja nuevamente, sentía arder mi culo, sentía como se agrandaba mi esfínter, pero sentía muy rico, sentía mi orto desgarrar pero a la vez una gran oleada de placer, su verga me quemaba de lo caliente, se aferro de mi cintura y así continuo hasta meterme lo que creí la mitad de la verga... lentamente comenzó con el tradicional mete y saca, suavemente, deliciosamente su barra se abría paso en mi ano que agradecido recibía a aquel delicioso choto, empine mis pies y subí una pierna sobre el borde del lavamanos facilitando su entrada, su rica y gloriosa entrada, que bien me garchaba ese chico, di vuelta mi cara y mi lengua se encontró con la suya mientras su verga me bombeaba acompasadamente, recule como queriendo mas verga dentro de mi, lo deseaba ansiosamente, el me dijo que ya estaba a punto de derramar su preciado liquido, le pedí que la sacara poco a poco, y así lo hizo, sentía como salía de mi culo, yo pensé que era como un metro de verga el que me había metido en mi culito, porque no terminaba de sacarla, sentía un ardor que me hacia gozar, cuando por fin termino de sacarla yo me caí sobre el piso. Me hinqué y aspire su aroma, mis ojos no podían creerlo, mi niño se mandaba severa poronga, la mejor que hubiese visto y mi culo se había devorado la mitad, se la empecé a lamer, de arriba hacia abajo, empezando por sus testículos, para terminar introduciéndomelo en la boca, (lo que podía) que rico sabia, era la verga que deseaba, solo deseaba comérmela, extasiarme con su barra candente y deliciosa, ....seguía mamandole la verga...... lo veía a los ojos, seguía gimiendo.......le preguntaba muy de vez en cuando - Te gusta como te la chupo. - eres la mejor!!!!!!, cómetela siiiiii¡¡¡ dale¡¡¡¡¡ummmmm¡¡¡¡¡¡¡ - Que buena la tenes papito¡¡¡¡¡ quiero sentirla adentro de mi¡¡¡¡¡¡¡ esta si que esta rica ummmmmm¡¡¡¡ . Después de darle una excelente mamada, me levanto y me llevo a la cama donde se fue directo a mi concha dándome lamidas rápidas y despacitas directamente en mi clítoris, mientras con su dedo me acariciaba el culo, ahhhhh¡¡¡¡¡¡¡ que forma de mamar¡¡¡¡¡¡¡¡ que lamidas¡¡¡¡¡¡¡¡ ahhhhhh¡¡¡¡¡¡ asiiii¡¡¡¡ asiiiii¡¡¡¡ ¡¡¡ahhhhhh¡¡¡¡¡¡por dios ¡¡¡¡¡¡¡¡¡ummmmmm¡¡¡¡ Me vengooooo¡¡¡¡¡¡¡ahhhhhhhhhh¡¡¡ vaya orgasmo que alcance, ya para ese entonces entre los besos y las caricias había tenido un par de orgasmos.....pero este había sido divino, inconscientemente levantaba las caderas y empujaba mi concha hacia su boca en señal de que no parara de chuparla....... Y sin decir mas se arrodillo frente a mi, me separo las piernas y me pasaba la lengua por toda la vagina que de inmediato empezó a humedecerse, pasaba la punta de la lengua por mis pezones arrancándome una oleada de placer, se lo metía toda en la boca mamando riquísimo, chupaba como un experto, me succionaba las tetas mientras yo le frotaba la verga, yo estaba recaliente, solo me dejaba hacer, veía como José enloquecido se devoraba mi hinchado clítoris llevándome al éxtasis, que mamada!!!!, al rato elevo mis piernas y mis talones y se dedico a chuparme el culo, sentía su lengua penetrándome mientras continuaba frotándome el clítoris y metía dos dedos en mi concha, me embarraba el orto con su saliva y sentí su dedo hurgando en mi interior, lo revolvía dentro de mi ano mientras volvía comerse mi concha que ya resumaba sus jugos, los recogía en su lengua y me los aplicaba a mi culo de una manera fantástica, me lubricaba el ojete con mis propios jugos y su saliva, era delicioso, en ese instante solo deseaba que me cogiera, quería su verga dentro de mi, y eso era lo que el se proponía a hacer. - José, yaaaaaa , necesito que me culies!!!!!!!!!!!!. Me coloque de perrito sobre la cama, el se coloco detrás mío y volvió a dedicarse a mi cola, que bien chupaba aquel tipo, su lengua dura y áspera se introducía en mi culo deliciosamente mientras su mano seguía masajeando mi clítoris. - Que culo tan bueno tienes puta, te la voy a dejar ir toda, para que sientas la verdadera verga de un macho. Apoye mi cabeza en el piso, levante mis nalgas y con mis manos separe mis glúteos nuevamente preparándome para aquella embestida, total, que ya me urgía sentirla dentro, así que cogió el frasco de crema y embarraba su verga y mi orto, dedeándome sabroso, me acomodó su verga en la entrada del culo, y la comenzó a introducir lentamente, mi culito fue cediendo poco a poco y acomodándose a su grosor, no era muy fácil, pronto mis músculos anales se aferraron como un guante a su verga, y en un instante ya tenia la mitad de su herramienta dentro, fue muy bueno, comenzó a bombearme muy fuerte, me agarraba de mis caderas y se dejaba caer ensartándome aquella caliente chota, di un pequeño respingo cuando me la metió en su totalidad, bombeaba su verga con mucha fuerza, me la sacaba y ensalivaba mi ano para volver a enterrármela completamente y permanecer por unos instantes quieto, luego volvía con sus embates, que cogida!!!!!, me estaba cogiendo como todo un semental, me decía: - Qué buena que estas puta, que culo tan bueno tenes, disfruta de mi verga, toda esta vergota que te estas comiendo. - dame, dame verga, cómeme, con fuerza, todaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Y yo en la gloria, disfrutaba aquella tranca como nunca, con mi culo abierto y penetrado por esa rica barra de carne que me hacía temblar y gozar. No tardó mucho en anunciar su venida, el movimiento se hizo mas fuerte y rápido, y gritando casi, apretó más sus nalgas y enterró a fondo su verga dentro de mi ojete mientras soltaba sus chorros de leche caliente dentro de mi culo, yo ladrando de placer, sentía su esperma caliente inundando mis entrañas, me cogió por el cuello mientras descargaba sus últimos goterones dentro de mi culo, mis intestinos estaban repletos de su leche, menee mis nalgas sobre su pija, la sensación era indescriptible, no quería que me la sacara, mis dedos masajeaban mi vulva, en ese instante el se desenterró de mi ojete, su verga sonó como cuando sale un corcho de una botella, se acomodo entre mis nalgas separándolas, de mi dolorido culo empezó a brotar su semen que el recogía con su lengua, inmediatamente me di vuelta colocándome sobre el piso boca arriba, abrió su boca y su propia esperma cayo sobre mi boca, gozozamente recibí su delicioso semen mientras me incrustaba su verga en mi concha, arquee mis piernas sobre el y comenzó a garcahrme mientras nuestras lenguas se entrelazaban empapadas de nuestra saliva y su leche, sus movimientos se aceleraron y sentí de nuevo su descarga dentro de mi dilatada concha, apreté sus nalgas para que se viniera en varios chorros que inundaron mi concha ardiente, ambos estábamos empapados de sudor, resoplando fuertemente y disfrutando de ese sopor que viene inmediato del orgasmo... un verdadero placer... me abrazo rendido sobre mi pecho y me ofreció su lengua que chupe con avidez una vez mas.

Marta que Perra Más Indecisa

Como olvidarlo imposible mi primera vez, fui donde mi amiga Marta, tenia solo 16 años mis amigos me molestaban por ser casto yo ya estaba harto. fFi a su casa sin ninguna razon sabiendo que sus padres habian salido llegue y le dije - vengo a estudiar quimica mañana hay examen - mishh nada de barsa usted Y me dejo entrar andaba con unos jeans que remarcaban su culito de manera impresionante y aunque sus tetas no eran tan grandes me excitaban de igual manera andaba sin sosten y al parecer hacia frio porque sus pezones estaban marcadisimos en su polera. me ofrecio un trago de agua, le respondi - cualquier cosa lo mas helada posible Era de esperarse que dijiera eso si al darme cuenta tenia una ereccion fuera de lo comun y no hay que mentir al decir verdad era bastante dotado para un niño de 16 años. me trajo el vaso y me lo tome al seco tenia 3 grandes cubos de hielo que me bajaron un poco la ereccion pero el solo verla me calentaba mas aun me ajuste un poco el pantalon para que no se notara y le dije que si estaban sus hermanos en casa me dijo que no que se habian ido a acampar por algun estupido paseo de curso.BIEN!! todo viento en popa le dije que fueramos a su pieza para estudiar me dijo que estaba bien ella subio primero la escalera asi que su culito era mi espectaculo por ver, llegamos a su pieza y bote los libros a no se donde cerre la puerta y la tire contra la pared, robandole un beso tratando de entrar mi lengua pero sus labios cerrados no me dejaban me tiro lejos y me miro de una forma extraña, me pare y le dije - acaso no era lo que querias - siempre he esperado este momento no pense que seria asi. DIjo Me levante y como un caballero me acerque lentamente AUN ASI QUERIA QUE MI EXPERiencia fuera calentona asi que lentamente la conduje hacia la pared la mire a los ojos y la bese dulcemente al comienzo dejandome ella entrar con mi lengua y masajear la suya que estaba humeda y caliente ese beso se volvio un poco descontrolado y la tire a la cama empeze a sacarle la polera lentamete y como andaba sin sosten todo mas facil quedo ahi con sus tetas al aire y una patada en mi miembro me alejo rapidamente de ella, estaba enojadisima se puso de pie y bajo al comedor sin decir niuna palabra. Me tire en la cama y al cabo de unos momentos baje y ella estaba en el sillon viendo tele le pregunte si la podia acompañar y no hablo le pregunte si estaba molesta y me miro durante unos segundos con cara molesta y saco algo de un cajon cerca del sillon y me los tiro ...eran condones y me grito - que tipo de inutil eres!! acaso planeabas embarazarme esto es importante No pude evitar demostrar en mi cara una sonrisa ya que ella tambien queria solo estaba molesta porque no tenia condones me tire encima de ella dandole otro beso con lengua y le baje el cierre del pantalon bajandole el pantalon y sacandole las bragas le empeze a meter mi dedo suavemente a su humeda concha, unos gemidos de excitacion fueron su repuesta me tomo la mano y me miro feo, supuse que me habia equivocado al hacer eso asi que para evitar la verguenza me pare del sillon y ella me aarro una nalga y me dio vuelta y me bajo el pantalon mi verga estaba durisima y caliente ella la agarro con temor y empezo a chuparla lentmente no lo hacia tan bien al comienzo pero despues la satisfaccion era inmensa la mamaba como una guagua a un chupete mi semen salia desparramado y me daba vergeunza pero ella lo disfrutaba Al terminar mi mamada le agarre el pelo y le di un beso humedo podia sentir el semen de su boca pasando a la mia la ire al suelo y la bri en dos mi pija humeda se introdujo lentamente en su vagina humeda, termine ese acto y ella sangraba llena de semen y yo me fui que wenaaa vez!!

Primer Sexo con MI Novio y un Primo

Hola tengo 21 años y estoy de novia con el hombre mas dotado que conoci en mi vida. Con el tuve mi primera vez hace 3 dias, era una tarde de llovisna en la que me encontraba sola en mi casa y se me ocurrio llamar a mi novio el cual no acepto desde un principio por que dijo q tenia que ayudar a su madre. Le dije que viniera porque era muy importante y accedio a mi pedido. Cuando llego, le abri la puerta y entró. Pusimos musica y charlamos un largo rato hasta q le confese que tenia ganas de hacer el amor con el. El cual, por supuesto, acepto, y tocandome con sus suaves manos los senos duros e hinchados de placer note que comenzaba a exitarse y comence a quitarle el pantalon cuando me di cuenta que tenia un pene no muy grande y comenze a chuparlo con locura y como si lo hubiera echo toda mi vida. Me exitaba el olor que largaba tan repugnante y excitante a la vez. Yo me daba cuenta de que estaba gozando y le pedí que me penetrara. Comenzó a tocarme con suavidad cuando le dije que lo hiciera de una forma mas violenta. Me agarró y levantó con sus fuertes brazos y me tiró contra la cama y empezó a penetrarme. Le pedi que lo hiciera de una forma mas rapida ya que cuando me penetraba no sentia un gran placer entonces me dio vuelta y agarrandome de las nalgas comenzó a penetrar mi culo y yo sentia su pene duro y caliente que comenzaba a penetrar en mi culo y cada vez me dolia mas y gritaba con todas mis fuerzas. Esto lo excitaba y me penetraba con mayor rapidez. Cuando escuchamos el timbre, era mi primo q tambien lo llame y entro ya q no cerramos la puerta con llave. Cuando se dio cuenta que yo gritaba se acercó y comenzo a quitarse los pantalones. Mi novio lo queria matar pero yo le dije que lo habia llamado. Continuó cogiendome por el culo mientras mi primo metia su enorme pene en mi boca. Luego, comenzaron a penetrarme los 2 tanto por elo culo como por la vulva y yo gritaba y lloraba de dolor y placer a la vez. En un momento sentí que mi novio se venía y sacó su pene para lanzarme su esperma caliente en mi cara mientras sentía dentro de mi culo esa esperma caliente de mi primo. Desde ese momento, me hice adicta al sexo.

Primero te hare el amor con la boca

Te iré a buscar al arribo con los nervios de punta, tratando de mirarme lo mejor que pueda, no llegas y me siento nervioso, no se que haré cuando te vea, llegarás y me miraras esperando un abrazo y yo tembloroso te lo daré tratando que no sea demasiado fuerte, sentiré tu cuerpo y nos abrazaremos caminando al estacionamiento. Por el camino no haremos más que besarnos y yo procuraré caminar un poco más rápido, tratando de llegar al auto. Tu me detienes y en cada alto, nos besamos, a sabiendas de lo que viene. Una vez en el, nos besamos como unos chiquillos, tratando de buscar un momento mágico, que nos traslade a una cama. En el trayecto yo te hago la charla, procurando llegar pronto a nuestro destino es necesario desnudarte y hacerte el amor; sin embargo tú, vienes a mi cerca, acomodada cerca de mí y te toco las piernas con ganas de arrebatar esa ropa que te cubre y que envidio, porque roza tu piel todo el día. Tú, me tomas la pierna, y subes hasta mi falo, que está realmente firme y dejas salir un suspiro que dice Esta Duro... En ese momento se rompe todo, y nos besamos, me detengo a besarte y el beso ya no es igual, ahora es muy caliente. Tú me tomas de mi centro y yo devuelvo la marcha con las ansias de llegar pronto, lo sacas y lo acaricias, y yo tato de acariciar tus pompas, las tomo y siento tu piel, pero me desespera no poder tocarla de manera directa. Te deslizas más allá y quedas acomodada para lamerlo y lo haces, primero lento lo lavas con la lengua y lo metes entero en tu boca, que solo emite sonidos de saliva moviéndose. Poco a poco lo lames mas rápido y luchas por lamer los testículos, que están apretados dentro del pantalón mientras lo agarras con la mano y lo acaricias, lo subes y bajas, masturbándome, imaginando como lo hago cuando estamos al teléfono, lo aprietas como esperando que de pronto salte el liquido deseado y salpique tu cara, entonces lo metes de nuevo y aspiras mi olor el olor que despide mi falo erguido. Yo levanto tu ropa y dejo al descubierto tus pompas, que me entregan una tanga hermosa misma que no cubre casi nada, así que las acaricio y me voy resbalando hasta tu sexo caliente al que respondes con una succión en mi pene, y apretándolo con los labios lo comienzas a lamer mas rápido y yo a acelerar el auto, de pronto sin darme cuenta descubro mi mano bañada en tu humedad y penetro mis dedos dentro de ti, en ese lugar guardado para mi, y el deseo me lleva la mano a la boca, donde la chupo, lamo y saboreo tu humedad, preludio de lo que vendrá mas tarde y tu al sentirte penetrada, lames más fuerte lo aprietas casi hasta morderlo, mientras que yo exclamo, "Mi Vida, que rico lo haces", tu no contestas a mi llamado solo lo chupas y subes, bajas y lo llevas de un lado a otro dentro de tu boca, hasta que sales para jadeante decir: dale vente, vente en mi boca, que no vez que quiero tragarme todo tu semen, yo busco un lugar descampado en la carretera para detenerme, porque quiero ver como me vengo en tu boca, necesito verte salpicada y llena de mi semen, ver mi semen caliente en tus labios, así que me estaciono y tu lames mas , me acomodo hasta sentir que está por venir mientras tu lo aprietas con la mano y lames la punta casi salvajemente, ahora tu peinado no existe, y con esa voz ronca me dices, anda, vente, "quiero que te vengas que no me oyes", y al ver mi rostro casi a punto de explotar sabes que el ansiado liquido viene, así que desnudas tus senos y me dices, míralos, aquí están los que soñaste los que te vas a comer, y aprietas la punta entre tus labios al momento de digo "ya, yaaa me voy a venir y tu metes todo en tu boca , recibiendo un chorro de semen que se desliza por tu garganta, pero no dejas que pase, lo detienes, porque lo quieres tener en la lengua, en los labios en la boca y sustituir tu saliva por mi semen, lo detienes sin dejar de lamer y succionar, para sacar hasta la ultima gota, y lo sigue masturbando con tu mano, untando la punta, la cabeza, en tus senos, para finalmente abrir la boca enseñándome tu boca llena de semen, tomándolo, dejándolo pasar y me besas muy fuerte, muy profundo, un beso lleno de amor y pasión en el que se consuma nuestro amor, deseo y pasión, para después con la lengua limpiar el semen que queda, y lo secas con tus senos...

Recuerdo de adolescencia

En estos días estuve recordando algo que me paso en mi adolescencia. En unas vacaciones nos fuimos a pasar una semana a la finca de uno de los tíos, a mi me toco compartir la habitación con un primo que era mayor que yo unos cinco años, la primera noche cuando nos fuimos a acostar yo sentía cierta vergüenza desnudarme para colocarme la piyama, el me tranquilizo y me dijo que no me diera pena que si acaso los dos no éramos hombres, yo me quite la ropa toda yo me puse solo el pantalón de la piyama porque estaba haciendo mucho calor. Cuando me gire para ir a acostarme vi que el estaba completamente desnudo sobandose la verga, me asombre y me pregunto que si yo nunca me había masturbado le dije que no. El siguió sobandose la verga y me invito para que lo imitara, la verdad es que a mi me dio como pena y miedo porque el era mucho mayor que yo, pero accedí y comencé a sobarmela también. El me dijo que yo no sabia hacerlo que me iba a enseñar y se coloco detrás mio y comenzó a masturbarme pero también comenzó a recostarse contra mi y sentía como su verga se metía entre mis nalgas, siguió masturbándome y sobandose contra mi hasta que eyaculo en la entrada de mi culito en ese momento presiono fuerte y me la metió de un solo golpe yo estuve a punto de soltar un grito de dolor pero el me tapo la boca y me pidió que no hiciera bulla para que nadie se diera cuenta, no se como contuve el grito, pero comencé a forcejear para tratar de escapármele pero eso como que lo excitaba mas y me mantenía mas fuerte contra el, acelero su movimiento de la mano masturbándome mas rápidamente, el dolor era inmenso hasta que sentí que las piernas se me aflojaban, se mudaba la visión y sentía el palpitar de mi corazón muy acelerado y se vino mi primera eyaculación en la vida, en ese momento deje de forcejear por la sensación tan rara que sentía es indescriptible, Mi primo comenzó a moverse metiéndomela y sacándomela y aunque me dolía sentía una sensación mas agradable, el me pidió que nos las chapáramos uno al otro cuando comenzamos le dije que no era capaz porque ese sabor y olor a mierda me iba a hacer vomitar, el salio se fue al baño y se la lavo, yo después fui y me limpie el culito y me dio mucho susto al ver el papel higiénico manchado de sangre, le comente eso y me dijo que tranquilo que eso era por haber sido la primera vez. Bajamos el colchón de la cama y nos acostamos haciendo un 69 yo imitaba lo que el me hacia lamiéndolo todo hasta que eyaculamos al tiempo, nos abrazamos y nos besamos, me pareció deliciosos el sabor del semen, después el se acostó boca arriba y me dijo que yo lo tenia todavía arrecho que tenia que sentarme en su verga, le obedecí y estas vez lo sentí mas rico, el me masturbo mientras me pedía que subiera y bajara hasta que sentí que derramo su leche dentro de mi ano y yo también la bote en su barriga, nos quedamos dormidos abrazados hasta por la mañana que volvió a metérmela tan fuerte que casi me hace gritar masajeo mi tetillas hasta que nos derramamos otra vez. Fueron las vacaciones mas ricas porque lo hacíamos a cada que podíamos, no se de donde sacábamos tanta fuerza.

Mi primera vez de sexo

ERA UN DIA DE ENERO, YO TENIA 13 AÑOS Y MI NOVIO TAMBIEN, EL SE IBA A IR AL ESTADO DE MICHOACAN UN MES DESPUES, ASI QUE DESIDI DARLE UN REGALO ANTES DE QUE SE FUERA, UN MIERCOLES EL ME DIJO QUE NO ENTRARA A LA ESCUELA Y QUE MEJOR NOS FUERAMOS A SU CASA PU Contenido: ERA UN DIA DE ENERO, YO TENIA 13 AÑOS Y MI NOVIO TAMBIEN, EL SE IBA A IR AL ESTADO DE MICHOACAN UN MES DESPUES, ASI QUE DESIDI DARLE UN REGALO ANTES DE QUE SE FUERA, UN MIERCOLES EL ME DIJO QUE NO ENTRARA A LA ESCUELA Y QUE MEJOR NOS FUERAMOS A SU CASA PUES SUS PADRES NO ESTABAN, POR QUE HABIAN IDO A VER LA CASA DE MORELIA, EN FIN YO SIN DUDAR ASEPTE Y NOS RETIRAMOS. CUANDO LLEGAMOS A SU CASA, ME PASO DIRECTO A SU CUARTO Y ENCENDIO LA TELE, ME PREGUNTO: -ESTAS COMODA -SI, RESPONDI DESPUES EL BAJO A LA COSINA POR UN BASO DE AGUA Y AL SUBIR YO ESTAVA EN EL BAÑO DE LA RECAMARA. ME ESTABA LAVANDO LAS MANOS CUANDO EL ENTRO, SALI Y LO ENCONTRE TOMANDO AGUA, ME PREGUNTO SI QUERIA UN POCO Y LE DIJE QUE SI, PENSE QUE IBA A DAR UN SORBO PERO NO ME HECHO ENSIMA Y TODO CAYO EN ,I BLUSA QUE LLEBABA, AL ESTAR YO MOJADA DEL PECHO TODO SE PEGO Y PARA SER SINSERA TENGO SENOS GRANDES, MIS PEZONEZ RESALTABAN, Y SIN DARME CUENTA EL ME HECHO A LA CAMA Y EMPEZO A BESAR APACIONADAMENTE, CUANDO DE PRONTO SENTI QUE SU MANO SE METIA EN MI BLUSA, ME EMPESO A TOCAR MIS SENO Y LUEGO DESABROCHO EL SUJETADOR SUS LABIOS EMPESARON A BESAR MI CUELLO MIENTRAS YO LE ACARICIABA LA ESPALDA Y ME EMPESABA A EXITAR DE PRONTO SENTI SU PENE, ESTABA DURO Y SOLO ESPERABA A QUE LO SACARA, ME QUITO LA BLUSA Y EL SE QUITO LA CAMISA, QUITO EL SUJETADOR MIENTRAS YO LE DESABROCHAVA LOS PANTALONES, SE LOS BAJE Y SAQUE SU PENE DE SUS BOXER Y SIN PENSARLO LO EMPESE MAMAR LENTA Y SUABE MENTE -TE GUSTA , LE PREGUNTE -SI, CLARO SIGUE NO PARES. RESPONDIO. YO YA ESTABA MOJADA ASI QUE DECIDI QUITARME LA FALDA Y LOS CALZONES, ALBERME DESNUDA COMPLETAMENTE EL DIJO: -REALMENTE ERES HERMOSA, ME ENCANTAN TUS SENOS. Y ME TIRO A LA CAMA SE PUSO ENSIMA DE MI Y ME ABRIO LAS PIRNAS ACARISIANDOME LA ENTREPIERNA, YO LAS ABRI Y EL PONIA SU MANO EN MI RAJITA, EMPEZO A MASAJEAR EL CLITORIS Y YO GEMIA DE PLACER MIS JUOS VAGINALES IBAN SALIENDO CUANDO EL SE AGACHO Y ME EMPESO A CHUPAR POCO APOCO Y TAN RICO QUE NO QUERIA QUE PARARA, ME FASINABA YO SOLO LE DECIA SIGUE, SIGUE NO PARES, Y EL DIJO TENGO UNA MEJOR IDEA, SE SUBIO ME BESO Y ME ABRIO MAS LAS PIERNAS, CUANDO SENTI EL ESTABA INTRODUCIENEDO SU PENE EN MI VAGINA LENTAMENTE Y YO GRITABA DE DOLOR PERO A LAVES DE PLACER EMPESO A METER LA CABEZA PRIMERO Y LUEGO TODO HASTA QUE QUEDO COMPLETAMENTE ADENTRO, EMPESO EL TIPICO METE Y SACA, DANDO EMPUJONES CADA VEZ MAS RAPIDOS Y FUERTES, MIENTRAS EL DESIA: TE AMO, TE AMO Y YO RESPONDIA:- SIGUE NO PARES PORFAVOR SIGUE, DESPUES EL SE VINO DENTRO DE MI Y YO SENTI TAN BIEN PERO TODABIA NO ESTAVAMOS DEL TODO SATISFECHOS, ASI QUE LE DIJE QUE ME COJIERA POR ATRAS , ME PUSO EN CUATRO Y EMPESO A PENETRAR LENATMENTE, Y EMPEZO DE NUEVO HASTA LLEGAR AL ORGASMO AMBOS, SE VINO DE NUEVO PERO AHORA FUE EN MI CUERPO PE ROCIO TODA DE SEMEN. LUEGO FUIMOS A LA DUCHA Y NOS BAÑAMOS JUNTOS, EMPEZO ATALLARME Y YO A EL, ME TOCO MIS SENOS MI VAGINA MI CULO EL ANO, Y YO DISFRUTAVA DE OTRA EXITACION ME AGACHE Y EMPECE AMAMR DE NUEVO EL ESTAVA COMPLETAMENTE ERECTO CUANDO ME ASOTO EN LA PAREDE Y ME LA METIO DE NUEVO POR LA VAGINA, ESTAVAMOS TAN CALIENTES QUE NO PENSAMOS EN OTRA COSA QUE NO FUERAMOS LOS DOS SOLOS, EL AGARAVA MIS PEZONES Y MIENTRAS ME PENETRAVA LOS CHAPAVA Y MORDISQUEAVA, ME VOLTIO Y PUSO CONTRA LA PARED Y EMPESO A COJERME POR DETRAS LAS HORMONAS SE ACELERAVAN Y LLEGAMOS AL SEGUNDO ORGASMO, EL SE VINO NUEVAMENTE PERO EN MI CULO SENTI TAN RICO QUE ME DEJO SIN HABLA. SALIMOS DEL BAÑO Y SUBIMOS A LA RECAMARA, NOS ACOSTAMOS Y ME ABRAZO -TE AMO, DIJO -NO QUIERO QUE TE VALLAS, RESPONDI ME ABRAZO Y DIJO TEAMO Y SIEMPRE SERAS MI PRIMER AMOR EL SE FUE UN MES DESPUES COMO ESTABA CONTEMPLADO Y LA ULTIMA FRASE QUE DIJO NUNCA OLVIDARE CON QUIEN FUE MI PRIMERA VEZ Y TE AMO ME DIO UN BESO MUY APACIONADO Y SE RETIRO.

mi primera vez ....

Bueno todo comienza cuando la conoci en una fiesta de colegio, ella estaba en otro colegio, solo la vi ese dia y despues de 3 años la volvi a ver en el aniversario de mi U, la vida no nos habia tratado muy bien en el tema de parejas. Sin saberlo me acerque a ella y le dije "hola, creo q te conozco",ella dijo, " si yo tambien", comenzamos a cahrlar de todo un poco, me dijo q su "Ex novio" la trataba muy mal pero q el queria volver con ella, algunas lagrimas se le escapavan de sus ojitos, me pidio q salgamos afuera y q le pasara una lata de cerveza fria que me esperaria afuera, en el patio de la casa, le hize el pedido, tan rrapido como pude, al salir la vi con su amiga y el novio de su amiga, estaba tan bonita, con un top 3/4 negro y un patalon a la cadera apretisimo, no podia creer que ella estuviera tan triste, la "mina" mas bonita de la fiesta (para mi), le alcanze la lata de cerveza la abrio y me dijo por nosotros la tomare toda, su amiga le dijo, " con calma", ella se rio y dijo, "mejor ve con tu amor a bailar que yo me quedo a charlar", me pidio que le contara mi vida amorosa, lo hice y me dijo q los dos teniamos algo en comun, me abrazo, de la nada me acerque a ella y la bese, la bese con una intensidad que al principio ella queria separarse pero luego me sigui el juego nuestras lenguas se "mataban", me dijo que queria sentirme, entonces en un salto me puse de pie y me dijo "tranquilo amor, tenemos todala noche", "vamos al cuarto de visitas", nuestra mala suerte estaba ya ocupado, no tuvimos otra salida que salir de la fiesta con pretextos, no fuimos caminando por las calles hasta que encontramos un callejon al fondo unas gradas, era perfecto yo y ella, solos alla debajo las gradas en el suelo muy exitante para ser la primera vez, me abrazo y ella se puso de espaldas a la pared, me miro con sus ojasos y la piel morena me tentaba a tocarla y hacerla mia, me beso y me abrazo, sus manos bajaban lentamente desde mi pecho hasta mi pene, me lo toco y apreto estaba tan erecto, que ella dijo "uyyyy,la tenes grande", empezamos con besos sanos despues mis manos hicieron un trabajo espectacular ya que le tocaba su vagina y subia hasta sus pechos, empeze a sacarle le topo pero ella dijo, " te lo quiero chupar", me confeso q esta era su 5 vez de hacer el amor, pero esta la mas apasionada, y loca, me empezo a chupar de una manera tab dulce q no resistia , le agarre de la cabeza y le dije te quiero conplacer me dijo bueno, pero tendete en en el suelo, ella se quito el pantalon y su tanguita, de color azul, sujeto mi pene, y se lo introdujo lentamente, empezaba a gemir, hasta que la agarre de las nalgas, y empeze a moverla mas rrapido, ella se inclinaba hacia mi no podia creerlo, ella ya gemia de una manera muy dulce, decia mi nombre, y yo el de ella, de repente paso un auto y destello sus faroles sobre nosotros pude ver su vagina toda humeda, le dije cambiamos de pose y ella dijo obligame, la sujete de la cintura y me di la vuelta ella luchaba, lo cual hacia la penetracion mas lenta y dura, el aire estaba cargado de exitacion entonces ella me dijo mas fuerte quiero ver tu fuerza en mi vagina mepeze a penetrarla con fuerza y rapido, ella se mordia los labios y cerraba la vagina lo sentia con mi pene, disimulaba que no le dolia y que no estaba exitada, hasta empezo a gritar, me decia mas mas mas mas mas, yo obedicia y me dolia todo, mi primera vez nadie me dijo que dolia, hasta que ya sentia que iba a salir todo, ella me dijo como si supiera mis ganas de dejarlo de salir mas lento mas lento y dura un ratito mas ella me dijo "la avispa hagamos la avispa" se quito mi pene de su vagina, y echo de costado y me dijo entra ya apura empezamos de nuevo el cioto, que rico se sentia apretito al entrar, la sujetaba de sus pechos, y apretaba ella ya no gemia gritaba que hasta los perros ya ladraban, no aguante mas y le dije ya saldra ella me dijo ya viene dejalo salir dentro mio, sentiras algo caliente en tu pene, lo deje salir ella apreto su vagina, al mismo tiempo que sentia salir mi eyaculacion sentia que algo vajaba por su vagina, ella me dijo " eres brutal, hagamoslo mas tarde en mi casa, y se rio". Me dijo que pensaria sobre lo de nosotros cosa que nunca hizo por que volvio con su novio, me entere que se casaron y que tenian un Bebe de 6 meses, mientras yo gracias a ella tengo relaciones casi exitosas ya que cojo con mi novia y su hermana, y hago lo mismo que ella mi dijo que le hiciera, espero que ella lea la historia, para volver a sentir su pechos y vagina, en el callejon.............

Cachando a mi Media Hermana

SOY JORGE LES VOY HA CONTAR POR PRIMERA VEZ RESULTA QUE DESDE CHIQUITO VEIA A MI MEDIA HERMANA QUE SE IBA ORINAR PUES VEIA SU LINDO CULO QUE SE MANEJABA YA CUANDO TENIA 17 AÑOS ELLA MAS O MENOS 25 AÑOS. ESTABA ALPALOY COMO NO TENIA A NADIE SOLO ME TIRABA LA PAJA PERO YO VIVIA EN CASA DE ELLOS Y UN DIA SU ESPOSO SALIO DE CASA A UN TRABAJO QUE TENIA QUE HACER FUERA HASTA NOCHE. Y YO AGUANTADO LE VEIA HA ELLA DURMIENDO EN OTRA CAMA YA CASI CUANDO PASO DOS HORAS DESPUES QUE ELLA ESTABA HECHADA EN SU CAMA YO FUI DESPASITO COMENSE TOCARLE SU PIERNA LA TENIA BIEN SUAVECITA PERO ELLA NO SE MOVIA POCO A POCO ME IBA ARRECHANDO MAS HASTA QUE LLEGUE TOCAR SU CALZON CON MI MANO TEMBLANDO. ENTONCES DEBAJO DE SU CALZON METI MI DEDO Y SENTI SU CULITO SU ANITO QUE RICO ESTABA Y POR UN LADITO DE SU CULO LE METI MI PENE ALLI LA COMENSE TOCAR TODO SU CULO CON MI PENE QUE ESTABA REDURO MNE PASO COMO MEDIA HORA EN ESO LUEGO NO SABIA QUE HACER ME SALI UN RATO Y ME FUI AL BAÑO ESTABA AGUANTADASO Y DIJE VOY A SEGUIR RESULTA CUANDO VOLVI VI QUE SU CULAZO LO HABIA ACOMODADO UN POCO SALIENDO COM ACOMODANDOSEESO ME ARRECHO MAS ERA EVIDENTE QUE ELLA TAMBIEN ESTA CACHONDA CUANDO ME UBIQUE BIEN Y LE METI MI LENGUA A SU CULO COMENZO A MOVERSE UN POCO HASTA QUE V I QUE SE VOLTEO Y ME DIJO YA QUE ESPERAS CACHAME PUCHAMARE ME LA CULIE DURO CACHEMOS SIN CONDON ELLA ME DECIA CULEAME METEME TU PINGA TODO Y ME DIJO CUANDO QUIERES TERMINAR ME LO METES AMI CULO ES ASI QUE TERMINE EN SU CULO FUE MUY DELICIOSO TOVE ESA OPORTUNIDA DE COMERMELA TRES VECES DE ALLI ELLOS SE FUERON VIVIR OTRO SITIO Y BUENO ME QUEDE CON UN LINDO RECUERDO ESPERO QUE HAYAN DISFRUTADO DE ESTE COMENTARIO QUE YO SI LO DISFRUTE.

webcam sexo

Made by miab and primera-vez.startspace.com
Hosting by: MPlay.nl
This website contains 9 link.
Suggest a site!